Diferencias entre colores CMYK y RGB : ¿Cuál elegir?

En este artículo te compartimos información sobre estos populares modelos de colores. Así que, si eres un diseñador profesional o solo estás obteniendo un diseño, es importante saber las diferencias entre los modos de color RGB y CMYK para que puedas planificar y optimizar cada etapa del proceso de diseño. Todo ello, dependiendo de cómo y dónde se muestre el resultado final. 

Modelo de color CMYK

diferencias entre cmyk y rgb

El CMYK cuyas siglas son Cian, Magenta, Amarillo y Key (negro), es un modelo de color sustractivo que se utiliza en el proceso de impresión comercial. En otras palabras, una imprenta utiliza puntos de tinta para componer la imagen a partir de estos cuatro colores. Al negro se le denomina “Key” porque es el color principal utilizado para determinar el resultado de la imagen. Debido a que, proporciona profundidad y sombreado. Mientras que los otros crean diferentes colores en el espectro dependiendo de cómo se mezclen. Por ejemplo, el cian y el amarillo crean un verde cuando uno se superpone al otro.

¿Por qué las impresoras usan CMYK?

Algunas impresoras comerciales imprimirán en RGB, pero la mayoría (incluida la impresión instantánea) solo imprimirán en CMYK. Esto se debe a las notorias diferencias entre el RGB y CMYK, ya que este último es más fácil de estandarizar, gracias al espectro de colores disponibles. CYMK se puede monitorear usando un escáner GMG y el software relacionado. Esto permite calibrar cada imprenta para producir un color estándar, independientemente de las características individuales de cada máquina. 
 
Por ello, las impresoras comerciales utilizan CMYK con más frecuencia, ya que ayuda a garantizar la consistencia del color en tiradas de impresión y también entre máquinas. Otro punto clave es porque cuando se imprime en papel, se agregan colores pigmentados a un lienzo blanco, haciéndolo más oscuro. Por lo tanto se utilizan colores sustractivos CMYK para imprimir.

¿Cuándo usar CMYK?

Utilice CMYK para cualquier diseño de proyecto que se imprima físicamente, y no se vea en una pantalla. Si necesita recrear su diseño con tinta o pintura, el modo de color CMYK le dará resultados más precisos. Como resultado, acuda a CMYK si su proyecto implica:
  • Branding: tarjetas empresariales, pegatinas, letreros, etc.
  • Publicidad: vallas publicitarias, carteles, volantes y folletos.
  • Merchandising: camisetas, sombreros, polos, tazas, entre otros.

Los mejores formatos de archivo para CMYK

  • PDF: son ideales para archivos CMYK, ya que son compatibles con la mayoría de los programas.
  • AI: es el archivo de origen estándar para CMYK, trabajado en Adobe Illustrator.
  • EPS:  puede ser una gran alternativa de archivo fuente al formato IA porque es compatible con otros programas vectoriales.

Modelo de color RGB

diferencias entre cmyk y rgb

El modelo RGB cuyas siglas se constituyen en los tres colores primarios, Rojo, Verde y Azul, utiliza la luz para hacer que sus colores se mezclen, variando su intensidad. Por ende, si se mezclaran los tres, se obtendría un blanco puro. Cabe señalar que este modo de color se utiliza para imágenes digitales. Por ello, los diseñadores pueden controlar aspectos como la saturación, la vibración y el sombreado modificando cualquiera de los tres colores de origen. Gracias a lo digital, el diseñador manipula cómo se manifiesta la luz en la pantalla para crear el color que desea.

¿Cuándo usar RGB?

Una de las diferencias principales entre el CMYK y el RGB, es que si el destino final de su proyecto de diseño es una pantalla digital, se debe utilizar el modo de color RGB. Dado que, Internet está configurado para funcionar exclusivamente con esos colores. Como por ejemplo, para computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas, televisores y cámaras. Asimismo, convierta en RGB si su proyecto de diseño implica:
  • Diseño web y de aplicaciones: iconos y gráficos.
  • Branding: logotipos en línea y anuncios en línea.
  • Redes Sociales: imágenes para publicaciones, fotos y fondos de perfil.
  • Contenido Visual: vídeo, gráficos digitales, infografías y fotografías para sitio web, redes sociales o aplicaciones.

Los mejores formatos de archivo para RGB

  • JPEG: son ideales para archivos RGB porque son un buen punto medio entre el tamaño y la calidad del archivo, y son legibles en casi cualquier lugar.
  • PSD: es el archivo de origen estándar para documentos RGB, trabajado en Photoshop.
  • PNG:  admiten transparencia y son mejores para gráficos que necesitan superponerse sobre otros. Considere este tipo de archivo para elementos de interfaz como iconos o banners.
  • GIF: capturan movimiento, por lo que si está utilizando un elemento animado, como un logotipo en movimiento o un icono de rebote, este tipo de archivo es ideal.
En general, es recomendable no utilizar los formatos TIFF, EPS, PDF y BMP para fines RGB. Puesto que, no son compatibles con la mayoría de los software, y pueden ser grandes en términos de datos.

Conversión de RGB a CMYK

Los colores CMYK y RGB se renderizan de manera diferente dependiendo del medio para el que se utilicen, ya sea en la web o en la impresión. Por ello, para obtener el color correcto en todos los medios, los colores deben convertirse. Los colores RGB necesitan ser convertidos para que puedan imprimirse. Debido a que, el esquema RGB tiene una mayor gama de colores que CMYK y puede producir colores que son más vivos y vibrantes. 
Por ende, saldrán más oscuros y apagados en la impresión que lo que se ve en la pantalla. En general, para imprimir con precisión el documento o la imagen, se debe convertir el formato RGB a CMYK. Es posible hacer esto utilizando software como Adobe Photoshop o Illustrator. 

Sustractivo vs. Aditivo

Los colores RGB se conocen como aditivos, lo que significa que se crean con luz. Los colores aditivos comienzan con el negro y a medida que se agrega el color, se vuelven más y más claros hasta que son blancos. Por ejemplo, la pantalla de una computadora muestra colores hechos de luz.
El modelo CMYK utiliza colores sustractivos. Dado que, el fondo comienza de blanco (como una hoja de papel en una impresora) y a medida que se agrega más color se oscurece hasta que se vuelve negro. En consecuencia, el CMYK comienza en blanco y se vuelve negro, y el RGB comienza en negro y se vuelve blanco.

En Conclusión

Como resultado, saber cómo interactúan los colores para definir un pigmento puede darle un mayor control sobre su diseño final. Por esa razón, se debe saber las diferencias entre CMYK y RGB para trabajar dentro de un modo de color en particular, ya que hará mas sencillo llevar el archivo de diseño a un producto final.
 
Te podría interesar:
 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

También te puede interesar