Este perro sacó a este gato de un albergue y se convirtió en su mejor amigo

Este perro sacó a este gato de un albergue y se convirtió en su mejor amigo, con lo que queda demostrado que ellos también eligen un compañero para la vida sin importar que no sean diferentes.

 

Raven es el nombre de esta adorable perrita que pertenece a Christina y su novio Vicente. Ellos, tras decidir que querían incorporar a un nuevo miembro a su familia, se decidieron por el gato que hace tiempo anhelaban. Pero al llegar a un alberge para adoptarlo se dieron con un problema, no sabían cuál adoptar.

 

 

Por ello contaron con la ayuda de su fiel mascota, a quien le pusieron al frente las 4 opciones de gato que había. Y de inmediato Raven se decidió por Woodhouse, un gato atigrado de 8 semanas de edad.

 

PUEDES VEREste gato fue abandonado con todas sus pertenencias pero tuvo un final feliz

 

Antes de Woodhouse llegará al refugio, él era un pequeño gatito perdido que encontraron vagando solo en la calle. Y desde que ambos se miraron a los ojos, simpatizaron a más no poder. Tanto así que cinco meses después aún se abrazan el uno al otro. ¡Lindos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchos animales están dando vueltas por las calles esperando que una oportunidad les caiga. Sea quien sea, ellos siempre lo agradecerán y se convertirán en un miembro más difícil de ignorar. Y podría ser también que se conviertan en unas estrellas de Instagram.

 

Fuente: LoveMeow

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar