Kiss a Stranger: Reacción de extraños a través de las fotografías de Johanna Siring

 

Las fotografías siempre han servido como una forma de capturar sensaciones, espacios, personajes y momentos. Muchas veces estas fotografías son tomadas bajo la dirección del fotógrafo, quien les pide que realicen un gesto o pose específicos según sea su interés. Muchas de esas fotografías resultan siendo muy artísticas, con una composición de imagen muy prolija y un manejo de los personajes acorde al contexto de la fotografía. Sin embargo, existen otro tipo de capturas, las espontáneas. Muchas fotógrafos optan por este tipo de fotos debido a la autenticidad de quiénes aparecen en las imágenes.

Ese es el caso de Johanna Siring, fotógrafa noruega, que se ha caracterizado por su trabajo con personas desconocidas. La fotógrafa decidió realizar una pequeña sesión fotográfica a extraños, la cual llamó: ‘Kiss of a Stranger’ / ‘Beso de un Extraño’. El propósito de la fotógrafa era capturar la primera reacción después de que sus modelos la besaran.

Así es como durante el Festival ‘Roskilde’ en Dinamarca, Siring se acercó a diversos individuos, les pidió que posaran para tomarles una foto. Después de la primera toma, ella les explicó acerca de su proyecto y les pidió un beso. Si los individuos aceptaban, luego de besarse, Johanna capturaba una foto inmediatamente después del beso.

Es así como obtuvo el siguiente resultado.

 

 

Como Siring comenta, una de las cosas más extraordinarias de retratar a personas, es que cada individuo; sea conocido o no, es única y es increíble poder captar la esencia de cada uno en las fotos. Lo mismo pasó con ‘kiss a Stranger’. Como podemos ver, las fotografías del después muestran la autenticidad de la persona que está frente a la cámara.

Así como existen diferentes personalidades, también existen diferentes reacciones y es lo que podemos observar en las fotos. Además, Johanna comenta que mientras algunos le daban un rápido beso, para después reírse de los nervios o vergüenza, otros sin pensarlo la besaban.

Realizar las fotografías le tomó a Siring dos días. El resultado final fueron 10 pares de fotos en blanco y negro. Johanna también realiza fotografías a celebridades, pero una de las cosas que rescata de estas sesiones espontáneas es que al final de dicha sesión, sentía que conocía a esas personas.

 

Fotografías antes y después de besar a un desconocido.

 

Si quieres ver más de la fotógrafa, síguelo en Instagram: @johannasiring

 

Imágenes: My Modern Met

 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar

La magia de los árboles de cerezo

El japonés y artista Danilo Dungo, residente en Tokyo, acude a un enorme y hermoso parque llamado Inokashira, cada primavera para ser uno de los [...]