Historias y tips de profesionales para obtener las mejores fotografías de niños

La naturaleza de los niños es estar en constante movimiento. Son bastante curiosos y totalmente honestos. Por ello, las sesiones de fotografía con pequeños suele ser un gran reto. Sin embargo, es precisamente esa transparencia y emoción lo que vuelve las fotografías especiales.

 

Estos seis fotógrafos de la comunidad de Shutterstock se animaron a contar las historias detrás de algunas de sus fotos favoritas. Además, brindan importantes tips a tener en cuenta para conseguir la mejor toma.

 

Dietmar Temps

Dietmar Temps | Shutterstock

Temps captó la fotografía mientras visitaba un pequeño pueblo de Belo Sur  Mer en Magadascar. Cuenta que conoció a los niños en el patio de una escuela primaria. Los chicos ya lo conocían porque estuvo tomando fotos en la escuela durante la mañana.

Cuando pidió a los niños que se pusieran delante de una pared colorida para tomar la foto, ellos se sentaron y empezaron a reír pues, al parecer, querían enseñarle una obra de la escuela. “Solo tuve que esperar el momento adecuado para presionar el botón y obtener una imagen encantadora”.

Para Temps, lo más importante es reservar tiempo suficiente para tomar fotografías. “Muchos niños están emocionados o tímidos frente a una cámara, y la clave de un retrato exitoso es el vínculo con los niños con el fin de obtener una expresión natural y un sentido de intimidad”.

Dietmar encuentra inspiración viajando. “Amo pasar tiempo valioso con personas de aldeas remotas en otros países”, dice. “Intento construir confianza con las personas, y a veces  paso más de una semana en la aldea. Estas son grandes oportunidades para tener retratos maravillosos – especialmente de niños”.

Dietmar Temps | Shutterstock

 

Rob Hainer

Rob Hainer | Shutterstock

 

Para esta imagen, Rob quería una foto que “se sintiera americana y tocara la inocencia de la juventud”. Tras rescatar a un perro, vistió a su hijo con una camisa estilo béisbol y fueron al patio para algunas fotos. Rob solo dejó que el niño jugara con su mascota. “Esa cruda emoción – esa felicidad verdadera – que ambos muestran en la foto es algo que no puedes escenificar”.

Hainer comenta que usualmente, tiene un juguete o algunas campanas para atraer la atención de los niños y miren a la cámara. Además, les da tiempo de que jueguen y se diviertan. “Dar un break a los niños durante la sesión suele ayudar”, dice. “Pide a los niños que hagan poses o caras divertidas, luego vuelve a las fotos formales. Los niños suelen cooperar fácilmente en dosis pequeñas”.

Rob encuentra inspiración viendo los momentos de cada día con una luz diferente. Por ejemplo, ver a un niño jugando con los lentes de su padre. Además, intenta sacar fotografías que puedan ser usadas para múltiples propósitos.

Rob Hainer | Shutterstock

 

 

Felipe Frazao

Felipe Frazao | Shutterstock

La imagen fue tomada en la Amazonía de Brasil. Frazao contrató un guía y un bote para poder adentrarse y encontrar personas nativas. Finalmente, encontró una tribu y tomó fotografías. Al principio, la niña de la imagen huía de él y no quería fotos. En un momento él se detuvo e intentó mostrarle las fotos que había tomado, ella se acercó y obtuvo la mejor toma.

Felipe menciona que, en primer lugar, “debes tener energía”. Por lo general, los niños van a querer jugar. Por ello, él suele llevar algunos juguetes coloridos. “Ayudan mucho”, dice.

Frazao encuentra inspiración viajando. “La mejor manera de encontrar inspiración es viajar. Y cuando digo viajar, no quiero decir que te vayas al extranjero. Puedes viajar cerca de casa. Ayuda a que la mente se abra y reciba ideas”, comenta.

Felipe Frazao | Shutterstock

 

Nolte Lourens

Nolte Lourens | Shutterstock

Lourens cuenta que lo que más disfruta es fotografíar personas. “Me gusta la interacción e intento contar su historia”, dice. Los niños hacen que eso sea sencillo pues no mostrarán una emoción falsa.

Nolte resalta que es muy importante construir confianza en cuanto sea posible. “Solo recuerda: ellos se aburrirán pronto, así que deberás hacer tu magia para tener las tomas importantes primero”.

“Me gusta navegar alrededor de la red de vez en cuando para ver lo que mis compañeros fotógrafos están haciendo”, confiesa. Pero cuando se trata de la sesión en sí, solo improvisa, especialmente si son niños.

Nolte Lourens | Shutterstock

 

Patrick Foto

Patrick Foto | Shutterstock

“Cuando fotografío niños, lo que quiero es sus movimientos y emociones naturales”, dice Patrick. Para la fotografía, llegó antes de la hora y buscó un buen lugar para fotografiar. Luego, simplemente dejó a los niños jugar y, mientras observaba, capturó los momentos.

Para Patrick, tomar retratos de niños es básicamente acerca de jugar con ellos, pues su naturaleza es jugar. Además, resalta la importancia de elegir un buen ambiente. En su caso, prefiere lugares que le den una sensación cálida.

Foto encuentra inspiración en trabajos profesionales. “Me gusta pasar tiempo en las páginas de otros profesionales. Los estudio para ganar más conocimiento y más inspiración”, dice.

Patrick Foto | Shutterstock

 

Sutipond

Sutipond | Shutterstock 

Para la imagen, llevaron a un niño a una catarata en Tailandia. Sutipond comenta que usaron luces LED. “Los niños necesitan divertirse y estar cómodos cuanto tomas fotos”, dice. Por ello, lo primero que hace es conversar con ellos, preguntar cómo están e intenta conocerlos un poco.

Su consejo es ser amigable. “Esto hace que trabajar con niños sea más sencillo”, comento. En su caso, él hace bromas y llevar paletas y dulces para ayudar a que los niños se relajen.

Finalmente, para Sutipond, “trabajar con niños es grandioso porque ellos expresan sus emociones claramente”.

Sutipond | Shutterstock

 

Te puede interesar:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar