Las marcas que dejaron de ser exclusivas

Muchos expertos consideran que el mercado de los bienes de lujo ha perdido el brillo. Antes las marcas eran realmente exclusivas y tenían un aire de rareza. Sin embargo, con el pasar de los años, estas marcas se expandieron y hay tiendas en todo el mundo. Incluso productos de menor costo que, los vuelve más accesibles.

Aquí algunas de las marcas que, en su momento, eran consideradas glamorosas y exclusivas. Pero perdieron el toque y el aire de rareza.

 

Isabel Toledo

Se hizo famosa gracias a su diseño “Lemongrass”, el vestido que usó la primera dama, en ese entonces, Michelle Obama para la inauguración de su esposo. Los diseños de Toledo se vendían en tiendas por departamento exclusivas como Barney’s en Nueva York. Incluso aparecieron en la revista New Yorker. No obstante, se trataba de fama efímera. Actualmente los diseños de Toledo se ven en tiendas menos exclusivas o nada exclusivas. Entre ellas Payless Shoe Source y Lane Bryant.

 

Michael Kors

Hasta hace un tiempo, eran muchas las mujeres dispuestas a pagar cientos de dólares por bolsos y relojes de esta marca. Sin embargo, el escenario ha cambiado por una serie de razones. Michael Kors ya no se considera una marca exclusiva porque está sobre expuesta. Además, los outlets mataron su status pues, evidentemente, los consumidores no están dispuestos a pagar como premium si saben que encontrarán el mismo producto en oferta en otro lugar.

 

Ralph Lauren

Una marca americana emblemática que «ha perdido el glamour». Esta fue una de las primeras marcas estadounidenses de lujo en llegar al mercado en diferentes categorías. Con cerca de 25 líneas diferentes, los precios van entre $25 y $3000.  Sin embargo, con el paso de los años, dejaron de ser percibida como marca de lujo. Especialmente porque, como otras empresas, se centraron más en el crecimiento que en la marca. Algo que, evidentemente, los llevó a perder el sentido de ‘exclusividad’.

 

Rock & Republic

Rock & Republic fue fundada en 2002. Victoria Beckham colaboró con la marca y diseñó una línea de pantalones denim llamada VB Rocks, que rápidamente volvió a la marca muy popular. Se volvió la favorita de celebridades como Charlize Theron y Molly Sims. El precio de los pantalones era $300. Estaban disponibles en tiendas como Nordstrom, Bloomingdales y abrieron sus propias boutiques. Sin embargo, en 2011 la compañía se declaró en bancarrota. La línea se vendió a Kohl’s y ahora el precio apenas representa un tercio del anterior.

 

Pierre Cardin

Pierre Cardin solía ser un diseñador exclusivo, pero la compañía empezó a ‘vender’ el nombre. En efecto, ahora la marca aparece en diferentes productos que adquirieron la licencia. Se puede encontrar la marca en más de 900 productos, pero ya no se la ubica como Haute Couture en las pasarelas de Nueva York o París. Si bien Pierre Cardin no es considerada una marca exclusiva, el diseñador no la pasa mal. Asegura que se cansó de las pasarelas (que dejó en 1996) y sus ingresos son buenos. De hecho, es uno de los cinco hombres más ricos en Francia.

 

Louis Vuitton

Actualmente hay millonarios que consideran que “Louis Vuitton se ha vuelto muy ordinario”. Una mujer en China dijo que “todos lo tienen y lo ves en cada restaurant en Beijing. Prefiero Chanel o Bottega”. Un claro ejemplo de que los clientes de este segmento prefieren el sentido de exclusividad, algo que Louis Vuitton parece haber perdido.

 

Te puede interesar:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar