Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D

Cuando hablan de pingüinos, es posible que pensemos en cuatro aventureros y temerarios “gorditos y bonitos”: Skipper, Kowalski, Rico y Cabo, que conquistaron el corazón de muchos desde su aparición en la película Madagascar. También recordamos los pasos y movimientos increíbles de Mumble, el pingüino emperador que a diferencia del resto de su especie no podía cantar y desafinaba, como nosotros en la ducha.

 

Pero, en esta nota hablaremos de otro pingüino, igual de adorable y con una historia conmovedora. Bagpipes es un pingüino azul, conocido también como pingüinos pequeños o del hada. Su especie vive en las costas de Nueva Zelanda, las islas Chatham y al sur de Australia y Tasmania. Esta ave marina, como su nombre indica, tiene el plumaje de coloración azul y su altura promedio es de 40 centímetros.

 

El pingüino fue rescatado por un veterinario escocés que lo llamó Bagpipes (“Gaita” en español)

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 1

Fuente: T13

 

 Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 2

Fuente: T13

 

Bagpipes, así como millones de otros animales, fue víctima de la acción del hombre y sus malas prácticas, que destruyen la vida salvaje a lo largo de todo el planeta. En 2007, una de sus patas tuvo que ser amputada tras quedarse enredado en una red de pesca. Sin embargo, hay todavía muchas personas que procuran ayudar a los seres que han sido perjudicados.

 

Sumado a eso, los avances de la ciencia y tecnología han permitido que a través de la impresión en 3D podamos crear casi cualquier cosa. Hemos impreso en 3D la mayoría de partes de un cráneo humano, células madre, el rostro del rey Ricardo III de Inglaterra, un arma de fuego, un violín, etc. También hemos sido capaces de salvar o mejorar la calidad de vida de otros humanos y de muchos animales.

 

Se han impreso, por ejemplo, prótesis de brazos, un corazón, prótesis de picos para aves, el caparazón de una tortuga. Y, ahora, nueve años después de que Bagpipes sufriera esa lesión, crearon una pata de pingüino para que pueda sostenerse con facilidad cuando no está en el agua.

 

TE PUEDE INTERESAR: Esta tortuga sobrevivió a incendio y recibió el primer caparazón impreso en 3D del mundo.

 

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 3

Fuente: Incredible Things

 

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 4

Fuente: Daily Mail

 

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 5

Fuente: Elite Readers

 

El pequeño, quien desde su rescate vive en el Centro Internacional Antártico, en Christchurch, Nueva Zelanda, aprendió a desplazarse apoyado en sus aletas, pico y en su pata buena (desgastando completamente sus uñas), pero esta conducta pudo ocasionarle otros serios problemas, debido a que estas zonas no estar adaptadas para cumplir esas funciones.

 

De igual manera, caminar y correr era cada vez más difícil para él, de modo que los voluntarios y trabajadores del lugar recurrieron al método de impresión en tercera dimensión para crearle una prótesis perfecta para su tamaño y necesidad. Esta nueva pata fue un regalo del doctor Don Clucas, experto y catedrático de diseño en la Universidad de Canterbury, quien diseñó y creó diversos prototipos.

 

 

 

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 6

Fuente: 3ders

 

Un pingüino consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D 7

Fuente: 3ders

 

Fuente: Giphy

 

La primera semana de junio de 2016, Bagpipes obtuvo su pata de plástico, a la cual se está adaptando. Su fabricación tardó 30 horas y según Clucas, “la parte más difícil fue escanear la pata, porque es bastante inquieto (el pingüino)”. Es la primera intervención de este tipo en un animal salvaje en Nueva Zelanda. Anteriormente, investigadores polacos habían “injertado” una prótesis de pico a un pingüino herido en una pelea.

 

TE PUEDE INTERESAR: Esta perrita perdió sus 4 patas en un matadero en Corea del Sur. El motivo los destrozará.

 

Bagpipes deberá pronto volver a andar como antiguamente. Mientras tanto el equipo no deja de trabajar y dentro de los próximos días se realizarán algunas modificaciones a la pata artificial, como la incorporación de goma antideslizante para mejorar el agarre. Sin lugar a dudas, este es un gran ejemplo a seguir y una muestra más de amor y respeto hacia a otros seres que han sido dañados por la inconsciencia del hombre.

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar