El día en que Blockbuster rechazó la mejor oferta de su vida

Blockbuster era considerada una de las mejores tiendas de alquiler de DVD de películas, pero su éxito no duró mucho. Esta empresa hubiera continuado siendo una de las mejores, pero rechazó la mejor oferta de su vida.

En el 2000, el fundador de Netflix, Reed Hastings, buscó a John Antioco, CEO de Blockbuster para proponerle trabajar juntos en un nuevo modelo de negocio. Este consistía en el alquiler de vídeos no presenciales, pero para ello, era necesario que Blockbuster apoye con su nombre y sus tiendas esta idea. Sin embargo, Antioco lo tomó como una burla, y rechazó la oferta.

¿Cómo eran ambas compañías en el 2000?

Pocos conocen que los inicios de Netflix fue por una penalidad de Blockbuster hacia Reed Hastings. Él se había demorado en devolver un DVD a la tienda, y este le cobró 40 dólares. Esta cifra le pareció un abuso, y él se negó a pagar esa cantidad de dinero. Entonces, Hastings se propuso crear una empresa que no cobre a sus clientes por multas cuando ellos se demoren en devolver el material.

Para inicios del 2000, Netflix era una empresa pequeña de alquiler de vídeos, pero su modelo de negocios era muy diferente al de Blockbuster. Además, el pago era por suscripción, y otorgaba a sus usuarios una cantidad ilimitada de películas y series. Incluso, se podía hacer el pedido desde casa, y lo mejor, es que no había penalidades por devolver el material fuera de tiempo.

Fuente: LyncoreSoftware

Mientras que Blockbuster era la cadena de alquiler de vídeos más grande del mundo, y contaba con miles de tiendas y millones de usuarios. Su modelo de negocios era totalmente diferente al que ofrecía Netflix. Este consistía en cobrar por el alquiler de DVD, y obtenían sus ganancias de las multas que cobraban por los retrasos en la devolución de DVD.

La propuesta de Netflix a Blockbuster

Reed Hastings pensó que si Netflix y Bockbuster dejaran de ser rivales, y crearan una alianza, podrían fortalecer este mercado, pero sus buenas intenciones fueron rechazadas por Antioco, CEO de Blockbuster, quien pensó que Hastings estaba loco, pues no creía que su modelo de negocio funcionaría.

Fuente: Dallas Observer

Netfix quiso que Blockbuster la comprara por $50 millones. Sin embargo, esta oferta no fue nada tentativa para Blockbuster, e incluso la tomaron en broma. La empresa nunca pensó que su éxito puedo crecer con esta gran oferta, pero prefirieron quedar donde estaban.Ahora, Netflix está valorizada en $42,500 millones de dólares. 

El proyecto visionario de Netflix era ofrecer su servicio de alquiler de DVD’s vía correo electrónico, y el servicio de streaming. A pesar que Blockbuster tenía los medios económicos para adquirir Netflix por esa cantidad, decidió rechazarla.

¿Cómo terminó esta historia?

Muchos conocemos la historia final de Blockbuster. Luego de ser la empresa líder de alquiler de DVD’s, pasó al fracaso, ya que un año después de esta gran oferta, la renta de vídeos quedó obsoleta en Estados Unidos, y posteriormente en todo el mundo. En los siguientes años, la compañía fue perdiendo usuarios debido al éxito de Netflix, y el servicio de streaming que ofrecía era más atractivo para los clientes de Blockbuster, que decidieron migrar a la nueva empresa.

Fuente: Yeux Marketing

En el 2013, Blockbuster pasó a la historia, y cerró sus miles de tiendas en todo el mundo. Ahora, Netflix se ha convertido en una de las mejores compañías de servicios de streaming en todo el mundo.

Otras empresas que no actualizaron su modelo de negocio

Blockbuster puede ser uno de los ejemplos más recordados de las compañías que no actualizaron su modelo de negocio,  y que no supieron adaptarse a los cambios, y a los nuevos mercados. Como este caso, existen otros, que fracasaron  y quedaron en el olvido.

Por ejemplo, Kodak fue la empresa pionera en tener una cámara digital, pero fracasó porque no continuó actualizando su mercado. De igual manera sucedió con MySpace y Hi5, que no asumió las nuevas tendencias que traía Facebook. Hotmail y Messenger también fracasaron y quedaron en el olvido tras no renovar su interfaz, y fue reemplazado por Gmail. Y por último, Barnes&Noble era una de las principales librerías de Estados Unidos, pero no diversificó su mercado, y perdió contra el gigante Amazon.

Te puede interesar: 

También te puede interesar