Pancake 24mm f/2.8: El lente todo terreno de canon

Un beneficio de las cámaras compactas es la facilidad con la que se pueden manipular y un beneficio de las réflex es que puedes conseguir fotografías hermosas con las distintas configuraciones que utilices y con las diversas posibilidades que te dan los lentes intercambiables, esos grandes y muchas veces intimidantes. Una mezcla de ambas sería el ideal de cámara. Canon lo hizo posible con su lente “pancake” de 40 mm f / 2.8.

El fotógrafo y escritor británico Andy Day, cuenta la experiencia que tuvo al trabajar con este lente, la desconfianza que le dio al principio y las sorpresas que se llevó al fotografiar en las calles y hacer retratos. Según contó, este último estilo lo cautivó luego de probar el “pancake” pequeño y ver resultados hermosos.

Beneficios que brinda el pancake 24 mm 2.8

Day cuenta que antes de obtener el “pancake” cargaba un lente de la serie L, que es bastante pesado. El objetivo de 24 mm es tan pequeño que puede ser guardado en el bolsillo de un abrigo sin problema, lo que facilita fotografiar.

Muchas veces hay escenas que se quieren fotografiar en las calles y no se pueden realizar por lo difícil que resulta sacar un equipo enorme y armarlo al instante. La cámara se vuelve tan sutil y pequeña que no hay inconveniente al sacarlo y tomar la foto de inmediato.

Los beneficios de tener una réflex se aprovechan de igual manera, pues es posible disparar un fotograma completo en f/ 2.8: un rango dinámico decente, control de la exposición y una profundidad de campo agradable.

 

Funciona bien tanto en retratos como en street photography

Es un todo terreno. Aunque a primera vista parece que no sería lo suficientemente amplio para tomar buenas fotografías en la calle y no sería lo suficientemente estrecho para obtener buenos retratos, los resultados son increíbles y logra capturar imágenes hermosas en todo tipo de escenarios, haciendo que te sientas menos separado de tu tema.

Los retratos se sienten más íntimos, sensibles y en ocasiones el efecto que tiene en los sujetos es incomparable. Por su parte, las fotografías en lugares amplios tienen buenos detalles y logran capturar todo el espacio.

A continuación te mostraremos algunas fotografías que fueron tomadas con este lente.

Foto: Andy Day

Foto: Andy Day

Foto: Andy Day

Su tamaño compacto no intimida a las personas

En algunas oportunidades, las lentes normales intimidan a las personas cuando les intentas tomar una fotografía, pero este lente es tan pequeño que no causa el mismo efecto, todo lo contrario, las personas se sienten más relajadas y puedes conseguir expresiones más naturales.

El fotógrafo Andy Day halaga los beneficios del lente mencionando que “me siento menos consciente de mí mismo como fotógrafo, lo que me permite relajarme más y crear una atmósfera más relajada o responder de manera más fluida y natural a lo que hacen mis sujetos. Con los lentes más grandes, puede parecer que estoy pasando de ser, digamos, un amigo o un tío a ‘un fotógrafo’, agitando esta enorme y pretenciosa pieza de equipo e intentando volver a cambiar”.

A continuación, te mostramos los resultados de tomar fotografías con este lente. Además de tener buenos acabados, las expresiones de las personas cuentan por sí solas cuan relajada puede ser una sesión de fotos sin tener un “arma” que te apunte.

Foto: Andy Day

Foto: Andy Day

Foto: Andy Day

Foto: Andy Day

Si bien los clásicos objetivos obligan a trabajar un poco más e implica trabajar la creatividad a un nivel un poco mayor, los “pancakes”, llamados coloquialmente de esta manera a los de peso y dimensiones reducidas, te darán la facilidad de capturar momentos antes inimaginables y disparar una y otra vez sin temer que alguien se pueda asustar en las calles o luchar con el peso.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar