Teoría del Color: Lo que debes saber para elegir el color del logo de tu empresa

 

Como muchos saben, es posible influir en la decisión de compra de nuestros consumidores, estimulando sus sentidos a través de: olores, sabores, sonidos, patrones, texturas y colores. Aunque parezca imposible; éste último, el color, juega un papel muy importante a la hora de diseñar el concepto y logo de nuestra empresa.

Es por ello que muchos expertos en marketing, artistas y diseñadores; priorizan los resultados comprobados en lugar de la información recopilada. Algunos de esos resultados confirmaron que una buena utilización de los colores ayuda a impulsar las ventas de nuestro producto y/o servicio. Es por ello que en este artículo explicaremos un poco acerca del color, cómo funciona, cómo se puede controlar y qué emociones genera en el espectador, cada uno de los colores base.

 

El color

Por más increíble que parezca, los objetos, alimentos, plantas y demás que vemos alrededor,  no poseen color. Lo que sucede en realidad es que, estos objetos, alimentos, entre otros reflejan luz en longitudes de onda. Éstas, ‘dentro de nuestros ojos’ son traducidas como ‘color’ gracias al procesamiento por parte de las células tras recibir las longitudes de ondas. En un mundo lleno de luz artificial, podemos vernos rodeados de objetos coloridos gracias a nuestra percepción alterada por objetos reflectantes.

 

Aditivo y Sustractivo

Debido a lo anteriormente descrito, es que los diseñadores y artistas necesitan buscar la manera de controlar el color. Es ahí en que se divide principalmente en dos: Color Sustractivo que se basa en la luz blanca ambiental, restándole colores específicos a dicha luz para conseguir el tono deseado.

Por otro lado, el color Aditivo que se basa primordialmente en la famosa rueda de color.

 

 

 

La rueda de Color

Cada tonalidad mostrada en esta rueda, representa una longitud de onda específica dentro del espectro electromagnético; por encima del ultravioleta y por debajo del infrarrojo. Pudiendo formarse así, una escala continua.

Sir Isaac Newton fue quien logró ‘domar’ los colores. ¿Cómo?, interpretó cada tonalidad producida gracias a un prisma. Dichas tonalidades siguen siendo consideradas la base del color en la actualidad.

 

 

La rueda está dividida en 12 secciones. Alrededor del círculo podremos encontrar los colores primarios: Rojo, amarillo y azul. Al mezclar dos de estos colores, se formarán los colores secundarios: naranja, verde y violeta. Finalmente, la base de un color primario con uno secundario, produce un color terciario. Naranja rojizo, Amarillo verdoso y azul violáceo. La forma en la que está compuesta la rueda, permite que cada color esté opuesto a un matiz complementario. El verde con el rojo, el naranja con el azul, etc. Aunque la cantidad de matices en una rueda varíe, los fundamentos siguen siendo los mismos.

Durante la época de Newton y algunos siglos después, los colores primarios se mantuvieron como base de la teoría del color. Sin embargo, cuando la impresión se automatizó, apareció un nuevo rango conocido como CMYK: Cian, magenta, amarillo y clave (negro). Actualmente, estos colores componen el sistema estándar utilizado en impresión.

 

 

Si de color aditivo se trata, este parte de la oscuridad tonal. En el siguiente ejemplo mostramos cómo al añadir intensidades de rojo, verde y azul; con los tres colores ajustados a su máximo brillo, el matiz resultante es blanco. Este resultado es conocido como RGB desde el año 1996.

 

Los Tonos

Muchos llamamos a los colores de diferentes maneras: Tonos, sombras, tintes, etc. Sin embargo, cada una de esas terminologías tiene significados completamente distintos.

Matiz: Se refiere directamente a los colores de la rueda de color.

Sombra: Tonos mezclados con negro.

Tinte: Matiz mezclado con blanco.

Saturación: Color intenso en relación con el gris.

 

Teorías

Aunque para muchos de nosotros, algunas combinaciones de color resulten atractivas; desde una perspectiva muy subjetiva, si hablamos del logo de una marca, ésta combinación podría resultar fatal. Es por ello que se considera muy importante aprender estas reglas básicas.

 

Armonía del color

Colores complementarios

Una de las primeras cosas que se debe hacer al momento de realizar el diseño de un logo es pensar en la armonía de los colores. Ya que esto también nos ayuda a reforzar la personalidad de la marca y el mensaje y/o sensación que queremos transmitir.

 

 

Como mencionamos anteriormente, los colores opuestos en la rueda del color conforman los colores complementarios. Su finalidad es generar un mayor contraste al colocarlos juntos; y así, generar un mayor impacto visual. Aunque se debe tener mucho cuidado con esta combinación y tener muy en claro la intención de la marca, ya que al juntar alguno de estos colores, podría ‘espantar’ a los consumidores.

 

Colores Monocromáticos

A comparación de los colores complementarios, los monocromáticos comprenden una combinación más sutil y sofisticada.

Para realizar esta combinación simplemente tomamos un color base; como por ejemplo, el azul y podemos ‘jugar’ con la combinación de un azul saturado con un matiz gris azulado. Aunque no genere gran impacto, conseguiremos el contraste suficiente para captar la atención del consumidor.

 

 

Colores análogos

Esto se basa en elegir un color de la rueda como color inicial y moverlo alrededor de la misma para poder elegir tres o incluso cuatro colores que funcionen muy bien con dicho color inicial. Estas combinaciones de color son recomendadas para aquellos que recién estén empezando en el mundo del diseño.

 

 

Colores Triádicos y Tetrádicos

Los triádicos; como su propio nombre lo dice, consiste en elegir tres colores divididos por la misma cantidad de espacio en la rueda; logrando así, un contraste significativo. Lo único que debemos hacer es procurar que exista un equilibrio entre los 3 colores.

 

 

Los colores tetrádicos componen dos pares de colores complementarios; con un espacio de separación, intermedio. Esta combinación suele tener increíbles resultados.

 
Ejemplos

 

 

Logos complementarios

Un clásico ejemplo es el de la combinación Rojo y Verde. Para muchos suele resultar un contraste poco agradable; sin embargo, como hemos podido comprobar, funciona muy bien si de Navidad y/o alimentos se trata.

Por otro lado tenemos como ejemplo: ‘Laker’s Angels’ equipo de baloncesto cuyo logo posee el contraste entre el color amarillo y el morado. En este caso funciona debido a que esos colores hacen alusión al espectáculo.

Por su parte, Mozilla Fox hace uso de colores complementarios mucho más sutiles: Naranja, amarillo y azul. Al igual que Taco Bell con su combinación de: Rosa, púrpura y amarillo en su antiguo logo.

 

Logos Monocromáticos

 

 

Logos Análogos

 

Logos Triádicos y Tetrádicos

El logo de Burger King presenta una perfecta armonía triádica. El contraste de estos colores ofrece una armonía mucho más estética.

Otros ejemplos de Armonías triádicas están presentes en logos como Microsoft, eBay y Google; estos le brindan un toque de ‘diversión’ a marcas ligadas con la tecnología.

 

 

Psicología del color

Como se mencionó al iniciar el artículo, los colores pueden generar una serie de sensaciones y emociones en el consumidor. Ya sean positivas o negativas, estas pueden generar resultados gracias a la asociación realizada por parte del espectador al captar el color. Incluso pueden provocar efectos fisiológicos en las personas. Es por ello que es muy importante hacer un buen uso y elección del color.

 

Rojo

Este es el color que genera mayor impacto. Asociado con el deseo, la lujuria y la comida. Fisiológicamente hablando, este color puede ser capaz de aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial de una persona.

 

 

Es por ello que muchas marcas utilizan el rojo para incentivar al cliente en comprar su producto, debido a la ‘excitación’ y adrenalina que este colore le genera. Se ha comprobado que en subastas, las personas ofrecen cantidades más altas si de un producto color rojo se trata, por otro lado, los objetos y/o prendas que poseen una etiqueta color rojo, obtienen mejores resultados.

Sin embargo, la mala utilización o el exceso de este color; debido a sus efectos fisiológicos, puede generar también mucho estrés en el consumidor.

 

Naranja

Derivado del rojo. Genera sensaciones de energía y fuertes asociaciones positivas en diferentes culturas como la: China, Budista e Hindú.

Uno de los motivos por los que podríamos tener cuidado con este color; si de una marca sobria se trata, es que también puede asociarse a marcas y/o conceptos infantiles.

 

 

Amarillo

Al igual que el rojo y el naranja, genera adrenalina en el consumidor, haciendo que nuestro corazón lata más rápido. Por su parte, los amarillos más intensos hacen que el espectador lo asocie con animales depredadores o insectos peligrosos.

Aunque en términos generales, este color suele provocar connotaciones muy positivas en el espectador.

 

 

Verde

El color verde siempre ha estado asociado a la naturaleza y esta no es la excepción. Representa cosas orgánicas, frescas y/o florecientes. En comparación con el naranja rojizo, el azul verdoso genera calma, se asocia con el aura espiritual y la paz.

Mientras que, el verde limón recoge características muy similares a las del amarillo.

 

 

Azul

El azul; al igual que el amarillo, representa acciones y emociones positivas. Los azules más claros provocan relajación en el espectador. Las marcas suelen elegir este color para parecer marcas confiables y/o profesionales; tales como las aerolíneas, mientras que en el caso de HP y General Electric buscan transmitir un mensaje de fiabilidad usando este matiz.

 

 

Púrpura y Violeta

Gracias a la realeza de cultura Occidental y la Japonesa, representa el lujo. Mientras que, según el cristianismo, este color simboliza la piedad. Pero en ambos casos hacen ver al púrpura más valioso que otros colores.

Por otro lado, también transmite sensualidad y extravagancia haciendo alusión a la joyería de amatista y flores púrpuras. Estos colores suelen lograr óptimos resultados al ser utilizados en una marca.

 

El Blanco y el Negro

El blanco se asocia con la pureza; en cuanto a diseño, se suele usar simplemente como fondo para contrastar con los otros colores.

El negro; por su parte, representa el dolor, la cultura gótica y ‘las nubes negras’. Pero en cuanto a publicidad respecta, este matiz refleja elegancia y profesionalimo. Claros ejemplos de ello son: Gucci y Lexus.

 

 

Aunque usualmente no estemos pendientes del color. Hemos podido comprobar que éste si genera un impacto en nosotros. Es por tal motivo que podemos afirmar que es necesario generar una buena y llamativa primera impresión. Estos fueron algunos conceptos del color que todo profesional y/o amateur en diseño debe conocer para lograr una eficaz transmisión de mensaje al consumidor, a través de su logo y/o color representativo de su marca.

 

Imágenes: Shutterstock

 

Te puede interesar:

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar